9 de marzo de 2015

Cumpleaños scrapero

    "¿Que porqué me gusta el scrap?": por lo versátil que es, porque puedes hacer miles de cosas y puedes hacerlo desde niño".

    Esta pregunta me la han hecho varias veces y esta es la respuesta que suelo dar. Y claro decir que el scrap lo pueden hacer incluso los niños pequeños puede resultar atrevido,por eso y por no hablar sin fundamento hago esta entrada.

     Este viernes pasado celebramos en la tienda un cumpleaños de una niña super simpática que cumplía 10 años y le encantan las manualidades y hace poco ha descubierto el scrap y todo lo que se puede hacer con él. Su madre como buena madre le dio el gusto a su hija de hacerle un cumpleaños scrapero y tras consultar con sonia vieron que lo mejor era decorar una libreta y personalizarla a su gusto.

    Y así pues se juntaron en la tienda 14 niñas de 10 años y dos niños de 7 dispuestos todos ellos a pasar dos horas entretenidas y divertirse. Para todos fue una sorpresa ya que la cumpleañera no les había dicho dónde iba a llevarlas, sólo que se lo iban a pasar genial y creo que puedo asegurar que así fue, disfrutaron como niñas.
Estado de la zona de talleres preparado para celebrar el cumpleaños

































    Procuramos ponerles la zona de trabajo lo mejor posible para que disfrutaran cortando, pegando, troquelando, taladrando y sobre todo conviertiendo un simple cuaderno normal y corriente en su propio cuaderno con punto de libro del que presumir como único y exclusivo y para usarlo en lo que ellas quisieran (hubo alguna que ya se lo llevo estrenado y escrito y todo).

   Y bueno, como he dicho, aunque al principio pensábamos que se nos iba a ir de las manos, entre los dos (Sonia y yo) y la ayuda de la madre de Paula (Maria José), disfrutaron cortando, pegando, haciendo trozos, llenando suelo y mesa de pedazos de papel y poniéndolos donde ell@s creían sería mejor.
pleno proceso creativo, había papel y pegamento por todos lados

  Pero lo mejor de todo, fueron sus caras de satisfacción una ver terminada la celebración, y si me apurais también la de sus padres cuando fueron a recogerlas viendo cómo habían disfrutado, cómo habían convertido dos trozos de papel y una libreta con algo de pegamento en algo propio y exclusivo.
Sonia con las niñas y el resultado del taller.


   Así que ya sabeis, si queréis tener un cumpleaños único, aquí estamos para lo que nos necesitéis.