9 de febrero de 2015

Especial San Valentín

   Se aproxima el día de San Valentín y para celebrarlo he dedicado un poco de tiempo en hacer tarjetas especiales para felicitar en ese día, espero que os gusten, una de ellas es un poco distinta a lo habitual, pero el significado es el mismo.

     

   Por orden la primera de las tarjetas para el día de los enamorados tiene la estructura y el diseño de un sobre, no se puede abrir como las tarjetas convencionales sino que en un canto como si fuera una hoja metida en un sobre tiene una tarjeta con corazones estampados en un lateral y en el otro poder poner el mensaje de enamorado que se desee, o una fotografía o lo que se quiera adjuntar a esta tarjeta ya que hay sitio para ello.



La decoración exterior he intentado asemejarla lo más posible a un sobre sin usar colores propiamente de enamorados, pero si nos paramos a ver el sello de cierra posterior y el texto del frontal de la carta, no da lugar a dudas que la finalidad es expresar ese sentimiento tan pleno que es el amor.


   Y como he dicho tenemos una tarjeta decorada con corazones en el interior del sobre que podemos usar para poner un mensaje o pegarle una fotografía, o incluso adjuntar cualquier otro mensaje adjunto a esta tarjeta.
   En uno de los corazones he hecho una pequeña modificación y es que a cosa hecha no he puesto todo el sello del corazón de forma que si se desea en el centro del mismo se pueda poner la cara de la persona deseada.



   La segunda de la tarjeta no es una tarjeta convencional, ya que la tarjeta en sí está metida en la base de la jaula que es el continente del mensaje. Es una jaula con una gran mariposa posada en su exterior (recordemos que no podemos olvidarnos de nuestras queridas mariposas) y en su interior se encuentran dos corazones enlazados como símbolo del amor.

















Y como podeis comprobar en la base escondida una tarjetita en la que poner la dedicatoria correspondiente.

    Y por último una tarjeta llena de corazones, tantos corazones como amor puede tener la persona que lo regala, en cada detalle, en cada esquina, en cada punto del frontal de la tarjeta corazones de distinto tamaño, color y diseño.
   Con esta tarjeta he intentado hacer una prueba y es que el borde de una de las capas de la portada he punzado como si fueran puntadas perforando el borde, la verdad que no ha quedado del todo mal, como prueba que es estoy seguro que volveré a utilizarlo pero intentaré darle una vuelta de tuerca más.
















  
    Espero que os guste, espero vuestros comentarios, feliz San Valentín y aunque sea por un día, el amor nos llene nuestras vidas y aleje penurias y demás malas noticias que nos rodean.