8 de enero de 2015

Scrap para hombres

  "Cariño me he aficionado al scrapbooking", esta fue la frase que se oyó en mi casa hará aproximadamente un par de años casi tres una tarde cuándo Sonía volvía de dar una vuelta con una amiga por el centro de Córdoba. Mi respuesta fue inmediata "¿a qué?".
   Y es que ya el nombre de por sí resulta cuánto menos difícil de pronunciarlo, por lo cuál es más fácil decantarse por la abreviatura "scrap", lo cuál para muchas personas suena igual de chico que el nombre extendido.


   Pues sí, sonia se aficionó al scrap hará ya unos dos añitos (y se aficionó tanto que abrió su propia tienda), y como yo soy un esposo complaciente y siguiendo las directrices de los cursillos prematrimoniales me gusta conversar de distintos temas con mi esposa lo más lógico para mí era subirme al carro de esta afición que luego me ha terminado enganchando casi tanto como a mi propia esposa, además como se suele decir "dos que duermen en el mismo colchón....".
  
  Por eso y ante la dificultad de los términos y para ayudar un poco a aquellos hombres que como yo decidan o bien aficionarse o bien saber algo más de este tema quisiera hacer una pequeña referencia a términos propios escraperos para que nos sirva a todos un poco, dejándolo abierto a vuestra colaboración y aportaciones.

    El primer término que me llamó la atención fue "chuches escraperas", cuándo lo oí la primera vez fue para un intercambio que iba a realizar sonia y francamente cuándo me dijo que tenía que enviar un tag con chuches escraperas yo aproveché que tenía que bajar al perro y en el puesto de la esquina le compré unas cuantas gominolas, chocolatinas y un paquete pequeño de bits. A estas horas creo que sonia se sigue riéndo pero claro a ver, si te dicen chuches escraperas, uno piensa en chuches.  Pues no señores míos, cuándo oigáis a vuestras parejas hablar de chuches escraperas se refieren a pequeños elementos troquelados, o perlitas o clips o cualquier elemento pequeñito que usan para decorar sus trabajos.

   Otro término cuándo menos llamatido es "la bigshot". Lo oí al poco de empezar "cariño tendrías que ver lo que ha hecho elena con la bigshot", mi primera pregunta "¿qué elena tu compañera de clases del colegio?" - le siguió más risas luego me explicó que Elena es Elena Roche-, segunda imagen que se me vino a la pregunta bigshot e irremediablemente se me vino la imagen del personaje de los comics de xmen bishot. Pues no señores míos, es una maquinita muy apañada que sirve para prácticamente muchas cosas, troquelar, embossar, cortar, creo que le falta sursir y hechar pespuntes pero para eso está la máquina de coser. Después de una nueva sesión de risas -por su parte claro para mí no me resulta gracioso- llegamos al acuerdo que la llamaríamos "la bicho", porque entre nosotros no veas como pesa el bicho y la de fuerzas que tienes que hacer para tirar de los rodillos.

   Otro término que resulta contradictorio es "cizalla", si vuestra pareja dice que quiere que le compréis o comprarse una cizalla, no penséis en la típica cizalla que podéis encontrar en cualquier fotocopistería o que podéis comprarsela en el carrefour. Nooooo, una cizalla en el scrap es completamente distinta a cualquier cizalla, y entrar en su explicación sería una entrada específica porque hay tantas y de tantos tipos, largos,colores y tipos de cortes que alucinaríais.

   Por último el otro término que causó risas a Sonia fue el de "he visto de oferta para comprarme la crop-a-dile". Claro eso te lo dicen a las doce de la noche después de darle el último biberón y acostar a los mellis y tu cerebro sólo escucha una cosa "he visto de oferta para comprarme el cocodrilo", inmediatamente y antes de cometer un nuevo error y decir "la cocodrilo" lo piensas y caes en lo que es. Está clarísimo, una herramienta scrapera que tendrá dientes como si fuera un cocodrilo y sirve para cortar, y ahí de nuevo vienen las risas "pero chiquilla no tienes suficientes tijeras de cortes para comprarte una cocodrilo de esas". Señores no, la "cocodrile" es una maquina muy cuca de We-R que sirve para hacer agujeros, y poner remaches y ojetes, osea un nuevo aparato para poder decorar tus trabajos de scrap.

   En resumen si tu pareja te dice cualquier término raro, mi consejo es que antes de hablar, tu imaginatelo en tu mente y aun así antes de hablar buscalo en internet porque digas lo que digas probablemente será lo contrario a lo que realmente es y provocarás las risas en tu pareja.

   Lo cual me lleva a una última pregunta ¿quién le pone nombre a estas cosas?. Seguramente lo harán otros hombres para putearnos entre nosotros.

   Recordad, si tenéis cualquier otro concepto que a vuestras parejas les llamó la atención, comentadlo.

   Un besito scrapero (que no se como será pero también lo leo mucho)

   Juan.