9 de enero de 2015

Guardachupes para regalar

    El scrap es un mundo tan exageradamente amplio que es difícil acotar lo que se puede hacer. Realmente las limitaciones se las pone uno mismo con las que te impone tu imaginación. Nosotros tenemos un lema en un mural en la tienda que es totalmente cierto y es una frase de Walt Disney "Si puedes imaginarlo, puedes hacerlo", y un ejemplo de esto ha sido uno de mis últimos trabajillos, un guardachupes para poder usarlo como regalo de bautizo o en alguna cesta de regalo para algún bebé junto a ese maravillo album de bebé hecho por sonia o con algún body personalizado. 


   La verdad que la realización de este guardachupes ha sido bastante fácil, y la decoración es algo tan enormemente subjetivo que el campo que se abre con los mismos es verdaderamente amplio. En este caso he utilizado básicamente retales con tonos rosas para hacer tanto la decoración y la estructura está hecha con cartulina blanca. Colores básicos y elementales para facilitar el trabajo. El límite para hacerlo lo pone uno mismo con su imaginación.

    En primer lugar corté una tira de cartulina blanca para hacer la estructura del guardachupes de 27 centímetros de largo y cinco de ancho:
   En la foto no se aprecia demasiado pero le hice en un extremo un doblez a un centímetro del borde y en el extremo opuesto dos dobleces el primero a seis centímetros del borde y el siguiente a 12 centímetros.-las medidas son orientativas y modificables según el tamaño del chupete, eso hay que tenerlo en cuenta tanto para añadir como para reducir si fuese necesario- en esta segunda en la mitad de la misma y en ambos lados le hice una endidura que servirá de pestaña para extraer el tag que llevara dentro.

    Luego hice una serie de tags, concretamente dos en blanco y otro con el color del papel decorado así como una tira de papel decorado con el largo del trozo que supone el arco del guardachupes.  Recordar que el tag decorado como sirve para eso, para recordar tiene las dos endiduras que sirven para extraer el tag que llevará en su interior.

 Luego hice con la troqueladora un par de circulos de distintos tamaños (en la foto sólo aparece uno de ellos) que servirían para la decoración de la flor exterior y a uno de los tags referido antes lo decoré un poco, le puse un sello que teníamos de un osito que me resultaba super tierno y le perforé un corazón al que le corté las tiras y lo dejé sólo formado la silueta.







   Lo siguiente y sin pegar aun le día la forma de lo que sería la estructura del guardachupetes, recordad no pegar nada por si tuvierais que hacer alguna modificación y para ver cómo se queda el trabajo. Yo utilicé clips para dejar las piezas inmobilizadas.



 En esta fotografía ya podéis apreciar como se quedan y para qué las dobleces indicadas más arriba así como la finalidad de las pestañitas que había que cortar en las mismas y servirá un poco de referencia de cómo debe montarse la estructura del guardachupes.









    Y ya por último limitarse a decorar tanto el exterior como el interior, formar la flor troquelada y darle los detallitos últimos como entintarle bordes, ponerle las piedrecitas y cualquier otro detalle que quiera introducirse en el trabajo, obviamente sin olvidarnos de lo más importante, el chupete.





  Espero que os haya gustado la idea, un saludo.
  Seguimos creando.