18 de noviembre de 2014

Exploding light box. Reto Locas por el Scrap


  Este mes nuestras amigas de Locas por el Scrap han lanzado un reto muy atractivo, la realización de una exploding box, con temática libre y como me piqué del último reto del mes pasado y las exploding box son algo que me llaman la atención he decidido participar con mi propia versión de una exploding intentando darle una vuelta más y convirtiéndola en algo más que una simple exploding box, he creado mi primera exploding light box.


video




   Hace ya unos meses hice mi primer intento de exploding box, y tengo que decir que la experiencia como tal me gustó pero no el resultado, en esta ocasión sí me ha gustado algo más el resultado. En principo intenté darle un diseño igual al de la anterior exploding pero al introducir la caja del interior tuve que modificar la idea inicial.

   Las dimensiones de la exploding son de 10x10 y en el interior contiene un mini álbum y una sorpresa (que si habeis podido ver el video ya no es tal sorpresa).
   Verdaderamente he disfrutado mucho haciendo este trabajo porque he dejado volar mi imaginación (por supuesto con la inestimable ayuda de Pinterest) y he podido plasmar físicamente todo lo que mi imaginación había proyectado y encima sin parecerme demasiado difícil. El resultado podéis disfrutarlo igual que yo.

   Como he empezado a referir anteriormente la estructura de la caja es de 10x10 centímetros sobre una base de cartulina color beig. El papel elegido para decorarla es de una colección de papel procedente de Alemania que me sobre el verano una compañera de trabajo con distintos motivos y en esta ocasión he elegido uno con motivo infantil, colores más suaves.



    Me encantan estos papeles porque en su totalidad tienen decoración semejante al glossing, con lo cuál le da un acabado texturizado con brillo que los hace bellos a la par que tiernos. Pero como no sólo quiero que sea infantil, sino que también sea atractiva la he forrado con tiras de piel marrón tanto en el canto de la tapa, como en los laterales de la caja semejando como si estuvieran cruzadas en la parte superior donde termina en un asa también de cuero marrón que facilita la apertura de la caja.

   En esta parte tanto los cantos de papel como los de cuero los he intentato envejecer utilizando la distress ink color vintaje ya que se asemeja un poco al color del cuero que he escogido y le da ese matis de ensombrecido y envejecido.

  Del mismo modo del asa he atado un hilo de cuero del mismo color con dos muñequitos en su extremo de un niño y una niña




      En el interior de la caja he montado un mini album en el que se permiten guardar hasta cuatro fotografías ya que tiene terminación de sobre con el frontal decorado, pero la cosa está en que la parte interior de la tapa no la he decorado, y no ha sido un olvido o un error, ha sido a drede para poder ser utilizado para pegar ahí también alguna fotografía o algún recuerdo que nos apetezca .
   Este mini tiene unas medidas un tanto más reducidas, concretamente de 9,7 por 9,7 centímetros.

   Pero ahí no se queda el misterio de esta caja, ahí se podría decir que comienza ya que la sorpresa al abrirla no es sólo que contiene un mini en su interior, sino que la caja como tal contiene un cubo en su interior completamente cerrado.
    Este cubo tiene los laterales de color negro y para cerrarlo he utilizado de la misma colección que el resto de la caja un papel con diseños de buhitos de colores pero con la característica que es papel semi transparente con lo que deja pasar perfectamente la luz y por eso decidí utilizarlo.

   En las siguientes fotos podeis ver un detalle del papel decorado utilizado para forrar el mini interior así como algún detalle del terminado del cubo interior:



   




   Y por fin llegamos al verdadero misterio y mérito para mí de la caja, el cubo interior y es que tiene un misterio y es que el interior del mismo se enciende y va cambiando de color.
   Para ello utilicé un led que tenía en casa desmontado de un juguete de los niños de hace varias navidades que me vino al pelo para hacer eso que tenía ganas de hacer, un cubo iluminado.
   De todo corazón espero que el video que enlacé al principio se pueda reproducir porque ahí se puede apreciar mucho mejor el efecto de la luz a través de la hoja semitransparante decorada.



   Pero sobre todo espero que os haya gustado el resultado final tanto como a mí el proceso de elaboración del mismo. Y para cualquier pregunta o lo que estiméis oportuno me tenéis a vuestra entera disposición o bien a sonia por aquí, o por algunas de las vías comunicadas a tal efecto.