27 de octubre de 2014

Creativa Madrid 2014

    Una vez finalizada y desde la distancia creo que ya puedo hablar de forma más objetiva sobre Creativa, y dar mi verdadera opinión, no una opinión políticamente correcta, sino lo que realmente pienso de dicha feria.

    Para nosotros ir a creativa levantó una espectativa muy grande, fue un desgaste personal y familiar elevado sin hablar del económico desplazarnos a Madrid con la idea de asistir a una feria de manualidades que nos habían hablado muy bien de ella, de la que habíamos visto videos de ediciones anteriores y que veíamos como un punto de inflexión donde contactar con profesionales del sector de las manualidades y del scrap.


    El viaje fue toda una experiencia, pecamos de novatadas tontas como esperar durante 18 minutos que llegara un enlace del metro cuando habían pasado ya cinco que podíamos haber cogido perfectamente pero como la cabecera no traía el número de la línea que esperábamos muy prudentemente decía que ese no debía ser y seguíamos esperando sin dejar que sonia subiera a alguno que era lo que decía (era mi primer viaje en metro).
     O la estampa de desembarcar en Puerta del Sol con un Sol de los buenos cargados de bolsas, con el resultado de un taller y con el abrigo y la chaqueta puestas, la imagen no tenía pérdida pero con unos ojos de niños chicos entrando a un parque de atracciones irrepetible.

    Pero aquí estoy para hablar de Creativa. La feria en sí, bueno desde nuestra perspectiva que era la de una empresa que esperaba encontrar allí a profesionales del sector de las  manualidades con especialidad en el scrap, fue simplemente aceptable. Había muchos expositores, según visitantes que repetían de otras ediciones menos que otros años, pero sí es cierto que de cada 10 expositores, 8 tenían sólo productos de pachwork, en todos los mismos productos, y prácticamente los mismos precios. (del tema precios no voy ni a hablar), y encontrar algo de scrap era prácticamente misión imposible y cuándo lo encontrabas eran también tiendas que no aportaban nada nuevo, simplemente vendían sus productos.

  He dicho que no iba a hablar de precios pero no puedo evitar hacerlo. Es cierto que en algunos foros he oído críticas de los elevados precios de los expositores en sus productos. Si lo miro desde el punto de vista del usuario que va a ver si encuentra algo de manualidades porque en su población no lo hay, pues verdaderamente los precios no eran precisamente económicos y pagar la entrada para comprar eso era pagar unos portes algo elevados. Ahora bien desde el punto de vista empresarial hay que pensar que esas personas todos los meses pagan un alquiler y unos impuestos por sus tiendas y que puntualmente (cierto que para hacerse conocer y tener publicidad de sus negocios) tienen que pagar un precio no precisamente pequeño por un reducido espacio en el que tienen que concentrar sus productos, así que repercutir todo eso en los precios pues es lo empresarialmente más lógico, aunque no por ello discutible.

   En resumen, en unos días se va a celebrar otra feria de manualidades en Sevilla y esta vez estamos analizando muy mucho la asistencia, estudiando muy bien expositores, cursos y demás. Pero eso sí, personalmente y como vía de escape de la rutina diaria con mi mujer probablemente volvería a repetirlo. Iremos informando.